Gran Crucero de Rusia de Politours salida el 08-05-2018

En mi opinión, la gestión de mi viaje a Rusia por parte de Politours ha sido muy deficiente. Concretamente me refiero al viaje fluvial que contratamos. Anunció en su revista desde primeros de año la visita al Kremlin y la Plaza Roja para el 9 de mayo de 2018, Día de la Victoria, fiesta grande en Rusia con desfile en la Plaza Roja y cierre del Kremlin, cosa que ocurre todos los años desde tiempos inmemoriales.

Mantuvo la fecha hasta pocos días antes del viaje cuando pagamos la totalidad del precio. Bien es cierto que pocos días antes de emprender el viaje nos advirtieron del cierre de la Plaza Roja y que probablemente no visitaríamos el Kremlin.

De posiblemente nada. El Kremlin y la Plaza Roja están cerrados todos los años por esa fecha. Por lo tanto, queda claro y patente la falta de previsión absoluta en cuanto a la organización del viaje.

Otro problema que tuvimos durante el desarrollo del viaje fue el no poder visitar la isla de Kizhi porque nuestro crucero no estaba habilitado para ello. Alegaron problemas de seguridad, pero en cambio, otros 2 barcos preparados de la misma naviera sí que pudieron acceder a esta isla con sus iglesias de madera del siglo XVII, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco; y hacer la visita que estaba contratada.

Debo señalar que por parte de Politours se intentó compensar a los viajeros de este crucero, pero el perjuicio que se me había causado, tanto a mí como a mis acompañantes, era irreparable. He de decir que si bien es cierta la falta de organización y previsión de la empresa Politours en el mencionado viaje, el personal que formaba la tripulación del barco en el que viajábamos tuvo una actitud impecable.

Todo ello es mi opinión como viajero que ha recorrido muchas partes del mundo y es la primera vez que se encuentra con una situación como la aquí descrita.