Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (71)
Filtrar opiniones
71 resultados
Calificación de viajeros
15
22
17
6
11
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
15
22
17
6
11
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
1 - 6 de 71 opiniones
Escribió una opinión el 22 de octubre de 2019

La ropa de cama y baño limpia y el desayuno bien. Aquí se acaba la parte positiva. No había nadie en recepción, a las 20:50 h de un día laboral, no sé si sería por la “huelga general” independentista del día que llegamos, o es la norma de la casa, el caso es que nos enviaron un mensaje con un código para poder entrar e indicándonos que las llaves estaban puestas en la habitación. Nada más entrar unas escaleras bastante empinadas, sin ascensor, en un edificio bastante antiguo y lóbrego. Olía no a sucio, sino a viejo y rancio, olor de años incrustado en suelos y paredes. Las baldosas del suelo, viejísimas y en con muy mal aspecto, y las puertas de las habitaciones, peor, no encajaban bien, muy delgadas y con mucha holgura, entraba la luz y los ruidos del exterior. Junto a la puerta de nuestra habitación había otra puerta de un baño de uso colectivo. Cuando hicimos nuestra reserva la habitación era con baño, lo que no aclaraban es que dicho baño era de uso dual, es decir, ora privativo de la habitación, ora comunitario, tal milagro se obraba merced a un sistema de puertas comunicantes de la habitación al baño, y de éste al pasillo, con cerrojos que habilitaban uno u otro uso, de tal modo que estabas haciendo uso de tu baño y te llevabas la sorpresa de que alguien desde el pasillo estaba manipulando la manilla intentando entrar. La instalación eléctrica con cableado visto, una única luz en el techo, sin luces de mesita de noche. Por cierto, una sola mesita en un lado, bueno, una pequeña repisa de unos 30 cms. En el otro lado de la cama, ni eso, tuve que poner las dos maletas en el suelo una sobre otra para usarlas a modo de mesita, y usar mi linterna para poder leer un rato sin tener que molestar a mi pareja con la única luz del techo. Igualmente, para levantarte de noche al baño a oscuras por no encender la luz del techo, tropezón en un escalón de unos dos dedos en el paso de una estancia a otra. El armario para la ropa, sin puertas, un detalle de agradecer, ya que la verdad, habría sido un problema abrirlas en caso de existir, debido a la reducida distancia con la cama. Aparte de dicho armario y la “repisita” de noche, no había en toda la estancia ni una sola mesa, escritorio o silla donde dejar, aun temporalmente, nada de nuestra impedimenta, lo que te obliga a dejar todo el equipaje por los suelos. La verdad es que tampoco habría cabido ni siquiera una silla, dado el escaso tamaño de la habitación. La vieja ventana, sin el más mínimo aislamiento, nos permitió disfrutar durante toda la noche de las campanadas: a la hora y 15 minutos un cuarto, a las medias, dos cuartos, a la hora y 45 minutos, 3 cuartos y a la en punto 4 cuartos y una campanada por cada hora. Y con unos 5 minutos de desfase, otro campanario, no sé si de otra iglesia o del ayuntamiento repitiendo la misma secuencia. La noche entera en vela contando cada campanada. Y además de las campanas, los ruidos de los demás huéspedes, que no es que fueran escandalosos, es que al igual que los baños eran comunitarios, también lo eran los sonidos que su uso producía.
En los pasillos había rótulos indicando que en el 5ª piso había una “cocina de uso libre”, subí a echar un vistazo (según me pareció, se había habilitado a tal efecto una antigua buhardilla o algo así) y regresé de mi exploración con mis rodillas rogándome que no hiciese uso de ella. De vuelta a mi habitación encontré, creo que en el 3er piso, una puerta con el rótulo “sala de lectura”. La curiosidad me pudo. Una estancia con dos sofás y una estantería, en la que anteriores huéspedes con poco aprecio por su higiene corporal habían dejado su impronta. Aquí fue mi olfato el que me convenció de que tampoco hiciese uso de ella.
En la única y minúscula mesita de noche había una tablilla y un texto a modo de saluda, con un bonito cuento sobre una “fonda familiar llena de historias”, abierta en 1936 y regentada desde 2009 por “el Miquel y la Lala”, de una “filosofía de mantener la esencia y el encanto que tenía en años pasados” y de unos “signos de la cultura y tradición de nuestro territorio”· La lectura de este texto cambió mi inicial sensación de estafa por otra de indignación al ver cómo me intentaban tomar el pelo justificando las deplorables condiciones de este establecimiento con una conmovedora historia familiar. En resumen, si tuviese precio de albergue barato, vale, no se puede pedir más, pero pagar precio de hotel por albergue cutre…

Consejo sobre habitaciones: No sé de las demás habitaciones, desde la nuestra (barretina), se oían todos los ruidos de la calle y del interior
Fecha de la estadía: octubre de 2019
    • Calidad/precio
    • Limpieza
    • Servicio
Agradécele a LUMINO2009
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 6 de noviembre de 2018

Lugar económico y tranquilo para pasar un par de noche, todo estaba limpio y ordenado. Una buena opción para un fin de semana por la zona. Lo mantego en la agenda para futuras estancias en la región. Además disponen de un desayuno básico pero completo.

Fecha de la estadía: noviembre de 2018
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Ubicación
    • Habitaciones
    • Servicio
Agradécele a ChristianPuertas
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 17 de julio de 2018

Supongo que tuve mala suerte, nos toco la habitación-zulo, oscura, aunque mejor, por que estaba tan dejada, las paredes sucias, la colvha Llena de lampsrones, una especia de caja de madera que servia de armario, el toallero arrancado de cuajo y los agujeros sin arreglar. Fue horrible, totalmente descuidado, abandonado, sucio. Espero que las demás habitaciones tengan otro aspecto, la nuestra no entra dentro de los parametros de un hostal decente. Por decir algo positivo, el almuerzo justo con bolleria industrial, però el embutido era bueno.

Consejo sobre habitaciones: Evitar el zulo
Fecha de la estadía: junio de 2018
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Habitaciones
    • Servicio
Agradécele a ana s
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 15 de junio de 2018

valoracion como fonda, habitacion sin lujos pero comoda, desayuno aceptable , no mucha variedad perocon embutidos de la zona realmente buenos, restaurante tipo tapas muy interesante , raciones buenas y abundantes

Fecha de la estadía: abril de 2018
Agradécele a petitsalvatella
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 10 de abril de 2018 mediante dispositivo móvil

Pasamos una noche y para el precio que tiene está muy bien. Hay un parking cercano. Depende de la hora de llegada tienes q coger la llave en un bar que hay cerca. Nuestra habitación era pequeña con dos camas,un lavabo y una estantería. Hay una cocina común que está muy bien,muy limpia. El baño es amplio con bañera,pero solo hay uno por planta. Es la mayor pega que le pongo al alojamiento, ya q un baño para unas 6 habitaciones... Es muy poco. El edificio no tiene ascensor y tiene 5 plantas,no apto para gente con movilidad reducida.

Fecha de la estadía: abril de 2018
Tipo de viaje: Viajó en pareja
Agradécele a iukib
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones