Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (98)
Filtrar opiniones
98 resultados
Calificación de viajeros
28
38
15
5
12
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
28
38
15
5
12
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtrar
Actualizando la lista...
1 - 6 de 98 opiniones
Escribió una opinión el 27 de agosto de 2017 mediante dispositivo móvil

El hotel es precioso, es como un museo, pero tiene el peor servicio que he visto en mi vida, mucho peor incluso que en Francia, que ya es decir. La habitación la hicieron a medias, no recargaron el café, y al bajar a recepcion se negaron a darnos. No volvería ni que me pagasen. Que pena, siendo tan bonito el sitio!

Fecha de la estadía: agosto de 2017
Tipo de viaje: Viajó con amigos
Agradécele a Jordi O
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 30 de noviembre de 2014

Nos alojamos en este mega-hotel-museo, dos noches. Cenamos la primea noche aquí, y carísimo, no repetimos. Los desayunos.........pues normalitos( no es Europa ) y un poco fuera de lo que es un servicio de hotel, es Tíbet, con servicios chinos. Las habitaciones no eran grandes y el cuarto de baño pequeño.
Pueden mejorarlo espero. Las otras noches cogimos un taxi , desde el hotel a la plaza donde está el Monasterio de Jokhang , 10 juanitos., cenábamos en " Lhasa Kitchen", un restaurante donde se ven muchos occidentales. La comida bien....china.

Demasiado fachada de hotel y poco cuidado el trato . Tienen un gran afluencia de turistas chinos y van a saco y mal educados.

Fecha de la estadía: setiembre de 2014
Tipo de viaje: Viajó con amigos
1  Agradécele a naela
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 4 de octubre de 2014

Como se puede tener un hotel de 5 estrellas donde las toallas están rotas, los trabajadores del restaurante y de la recepción llevan abrigo porque no hay calefacción, los manteles del restaurante están sucios todos los días, donde los camareros no recogen un plato ni saben poner los cubiertos en la mesa, donde se dice que hay spa pero no existe en verdad, donde no saben hacer una factura y donde no se habla nada más que chino mandarín!!!!!
Nuestra experiencia aquí ha sido la peor de nuestra vida. Llegamos por nuestra luna de miel a lo que pensamos era un hotel de 5 estrellas pero nada más lejos de la realidad. Primero nos pusieron en una habitación con camas separadas, al bajar a explicar que queríamos una cama doble gracias a que nuestro guía seguía en el hotel, nos cambiaron la habitación pero era una de fumadores que olía fatal. Volvimos a bajar ya que no somos fumadores y el olor era inaguantable pero ésta vez nuestro guía ya no estaba y la comunicación era imposible. Finalmente la quinta persona que trajeron (de una tienda cercana) entendí algo de inglés y comprendió el problema. Nos cambiaron finalmente a una habitación con cama doble donde no dormimos muy bien ya que el ruido de la calle era estruendoso toda la noche con camiones pasando. Al día siguiente nos tuvimos que cambiar de nuevo..... nunca me ha pasado algo así!!!
Cenamos en el restaurante la primera noche pero tuvimos que subir a por el abrigo del frío que hacía. Nos parecía extraño ver a los trabajadores todos con abrigo pero ya entendimos el por qué. El trato de las camareras que por supuesto tampoco hablaban ningún idioma más que el mandarín fue malo y ni siquiera nos sabían colocar bien los cubiertos, lo tuvimos que hacer nosotros mismos. Los platos tampoco los quitaban de la mesa y los manteles que nos pusieron estaban llenos de manchas.
No continúo más porque me parece que no es necesario. desde luego solo le recomendaría este hotel al peor de mis enemigos y aún así me daría lástima hacerlo.
Ni es un 5 estrellas, ni es un hotel de lujo. He estado en hoteles de 2 estrellas donde me han tratado mucho mejor que aquí.
Un detalle más, no se encuentra cerca de nada en Lhassa. para todo hay que coger un taxi

Consejo sobre habitaciones: No se queden nunca pero si no tienen más remedio que les pongan en las habitaciones traseras por el ruido del tráfico
Fecha de la estadía: setiembre de 2014
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Calidad del descanso
    • Servicio
1  Agradécele a Melody M
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 22 de diciembre de 2013

Nuestra estancia en este hotel fue pésima. Las fotos engañan. El hotel, como museo está bien, pero para hospedarse es horrible. Suponemos que fue porque era el fin de la temporada y había poca gente, pero no había calefacción en los lugares comunes. Hacía mucho frío, en el restaurante, hasta los cocineros estaban con camperas. De las 3 habitaciones en las que estuvimos, solo en una no hacía frío y recién al segundo día nos dieron unas estufas eléctricas. Faltaba luz y solicitamos que nos pusieran una lámpara que no funcionaba, nunca la pusieron. De las 3 habitaciones, una tenía caja de seguridad, otra tenía, pero no funcionaba, recién al segundo día lo solucionaron, y la tercera, la nuestra no tenía. De noche era imposible leer o ver algo en la valija. No había secador de pelo, hubo que pedirlo. El televisor, muy antiguo, nunca funcionó. Imposible que alguien del personal entienda inglés, solo una persona en el restaurante. La primera noche, pedimos en el restaurante, agua mineral para llevar, pero la que estaba en una heladera al lado de nuestra mesa, parece que no era para llevar, así que nos hizo el favor de pedir al room service que nos llevaran a la habitación, por supuesto nunca nos enviaron nada . Teniamos incluída la cena, que nos habían dicho que podía ser buffet o china. No hubo opción, fue china y muy mala, además con la temperatura del salón ya llegaba fría. Al segundo día le pedimos a nuestra agencia que nos llevaran a comer a otro lugar y por suerte nos llevaron a un hotel en el que comimos muy bien.
Me olvidaba del colchón, es terrible, para romperse la espalda, casi es mejor dormir sobre la alfombra, aunque muy limpia no estaba. Bueno, hay muchas otras anécdotas, pero creo que se entiende lo fea que fue nuestra estancia.
Una buena, tiene wi-fi gratis, aunque está muy restringido, por ejemplo facebook está bloqueado.
Recomendación para ingresar a Tibet: cuidado con lo que ingresan. En el aeropuerto son muy estrictos, te revisan las valijas y todo lo que tenga que ver con el Dalai Lama o el Tibet como país, te lo sacan. Por ejemplo, nos sacaron unos CD’s de música tibetana, una guía de India porque hay una página que menciona al Tibet. La visa nos la dieron en Nepal porque está bastante restringido el acceso, digamos que esto no es China, es Tibet ocupado.

Consejo sobre habitaciones: Hay que ir a otro hotel.
Fecha de la estadía: octubre de 2013
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Agradécele a raul1964
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 22 de noviembre de 2013

Si deseo ver un museo pago la entrada y lo visito. Cuando reservo un hotel de cierta categoría espero unos servicios mínimos, como tener calefacción -y más en el Tibet- luz para poder leer en la cama y un desayuno mínimamente occidental, como en el resto de hotel del mundo. Ah !! y además les sobramos los clientes no chinos, ya que sólo hablan chino.Inaudito. Nunca más volveré a este hotel.

Consejo sobre habitaciones: Lo mejor es no reservar
Fecha de la estadía: noviembre de 2013
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
2  Agradécele a juanma_marco
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones